Uno de los hoteles de lujo con más tradición ,en lo que a mobiliario de hostelería se refiere, que hay en España es sin duda el Hotel Alfonso XIII de Sevilla. Ubicado a las puertas del Real Alcázar de Sevilla es sin duda uno de los principales emblemas con los que cuenta la cadena hotelera Starwood. De hecho, es considerado por la revista Travel Leisure el octavo hotel más lujoso de Europa y el 33 del mundo. El Alfonso XIII fue inaugurado en 1929 con motivo de la Exposición Iberoamericana. Se trata de un elegante palacio estilo neomudejar diseñado por José Espiau y Muñoz, que ha albergado a todo tipo de jefes de Estado o personalidades ilustres del mundo. El Príncipe Carlos y Diana de Gales, los actores Brad Pitt o Tom Cruise, o la cantante Madonna, son sólo algunos de sus huéspedes reconocidos más recientes. Las sillas y mesas del restaurante del hotel son una de las mejores muestras de decoración de muebles para hoteles de lujo en España. Una de las claves de este hotel es el lujo histórico que respira por cada uno de los muebles del hotel, aunque siempre poco a poco adaptándose a las nuevas necesidades. Así en 2013 sufrió una profunda renovación del mobiliario de hostelería que afectó a la estructura, decoración, servicios y hasta gastronomía, pero respetando el sentido histórico del mismo. El hotel cuenta en la actualidad con 151 habitaciones o suites distribuidas en tres categorías: Habitaciones andaluzas, moriscas y castellanas. Cada una con un mobiliario hotelero inspirado en las culturas de las regiones que denominan. Dentro de ellas podemos encontrar la Suite Real, la Suite Junior, la Suite Deluxe, la Suite Ejecutiva, la Suite Reales Alcázares y la Suite Torreón. Evidentemente todas estas están repletas de comodidades: Wifi, televisión plana por satélite, lecto DVD, caja fuerte, minibar… El hotel dispone a su vez de tres tipos de bares o restaurantes. Un bar americano para tomar cóctels, el Restaurante San Fernando de cocina andaluza y el Restaurante Ena de Carlos Abellán, con los platos típicos de Cataluña. Destaca la sencillez y la elegancia del mobiliario del restaurante, con sillas de diseño que no desentonan con el resto de muebles y mobiliario de hostelería. No pueden faltar otras zonas comunes como nueve salas de reuniones capaces de albergar a 350 personas, spa, un completísimo gimnasio abierto las 24 horas del día, piscina o un aparcamiento disponible para los huéspedes. Además, el hotel organiza actividades como Noches de Jazz o el Brunch de los Domingos. En definitiva, un clásico del mobiliario de hostelería.